Celebración

A mi sí me gusta la Navidad

16 diciembre, 2013

Como ya sabemos yo soy la típica vieja rosa que encuentra en las fechas especiales la mejor ocasión para dejar salir de mi con un buen respaldo y fluidez la cursilería. Y la Navidad no solo no es diferente sino que es aun más propicia y sensible para dar rienda suelta a mi lado frustrado de princesa de Disney.

Y me encanta porque la gente normal es feliz. La gente no quiere trabajar y todo el mundo entiende que la gente no quiera trabajar. Hay alegría sincera en las calles. Reivindicación humanitaria a través de obras sociales. Como el corazón está más blandito es la época propicia para perdonar lo que pasó el resto del año. El amor se expresa y se abraza a los que no se han abrazado hace mucho.

¡Hay regalos! Muchos regalos. La expresión física del cariño. Las tiendas están atiborradas de seres humanos viendo si esto le gustará o mejor esto. Son una mamera. Pero en el fondo es bello. Todo el mundo buscando algo para hacer feliz al otro. Es el ambiente global más humano y más caritativo del año. El momento integral en que todos dejan de pensar en suplir las necesidades y caprichos propios para satisfacer y hacer feliz a los que quieren.

Hay comidas. Novenas. Excusas para comer. Engordarse. Gastar. La gente pide vacaciones. Hacen excursiones para ver los alumbrados y comen mazorca, oblea o chuzo. Se extraña más que nunca a los que están lejos. Se ponen la pinta. Las mamás mandan las cadenas más conmovedoras por chat. Uno recorre media ciudad para encontrar el regalo del sobrino que esta agotado en todas las jugueterías de la humanidad pero uno ¿cómo no le va a dar el regalo y ser el tío chévere?

Los buenos deseos son generalmente muy buenos y muy sinceros. Los abrazos son más calurosos y los besos llegan más lejos. Hay gorritos, panderetas, papa noeles, bastones y pavo. En mi casa siempre queda pavo como por un mes más.

Por eso a mi me gusta la Navidad. Porque la gente saca el amor que tiene para dar y recibe abiertamente el amor que necesita recibir. Porque es el momento para que la gente aproveche y diga cosas bonitas. Para que los abuelos, tíos, papas y hasta uno llore a la hora del abrazo. Y porque en general todos somos más personas.

Si no me equivoco yo nunca he tenido un chico para Navidad. Así que para esta me las pienso desquitar y tanto para el 24 como para el 31 voy a hacer todo lo que este en mi para conmemorar y hacer especial estas fechas e inmortalizarlas en su alma y en la mía.

Para que más que pasarla bueno sea el momento preciso para abrazarnos y encontrar paz sabiendo que el otro está ahí. Apretarnos las mano duro duro para enfrentar unidos los retos del año que viene. Mirarnos a los ojos y aterrizar los proyectos venideros. Sacar lo maluco del año pasado y con el choque de las copas del vino romper ese ruido y dejarlo atrás. Para acariciarnos y entender que juntos no hay caida que nos deje tirados en el piso sino que levantarse es un arte que juntos dominamos.

Darnos un besito en el cuello como la promesa de abrir los corazones y antes de los malos momentos o las inseguridades o las peleas, escogeremos siempre siempre el amor. Hacernos una promesa sin palabras a través de un chiste, que pase lo que pase, haremos todo lo que este a nuestro alcance por seguir felices hasta la próxima Navidad. Nos entregaremos una risa pícara como símbolo de respeto y fidelidad. Y sonriéremos y sonriéremos más con la complicidad infinita de seguir siendo niños, infantiles y muy divertidos.

Que sirvan pues estas fechas especiales para ser especiales. Para abrazarlo y darle la seguridad que estoy aquí y que aquí me quedo para hacerle la vida más bonita. Para ser el lado fuscsia de su vida. El soñador y el racional. La que busca excusas para celebrar, sonreír y ser feliz. Que sirvan para tomar fuerza y seguir con más velocidad y pasión.

Me gusta la Navidad, porque no es más que la excusa que tenemos todos para abrir nuestros corazones, dejar salir todo el amor que tenemos para dar y recibirlo hasta la sobredosis.

Así que feliz Navidad y déjense dar amor y entréguenlo hasta que se mareen y no quede ni una gota, como yo.

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply La mama 16 diciembre, 2013 at 7:20 pm

    Que seas la princesa mas feliz en navidad y año nuevo…Lindo mensaje!!!❤️😘😘😘

  • Reply La Abogada 16 diciembre, 2013 at 9:31 pm

    Yo con ganas de apapuchar a mi cachaquito! Saludos princesa pelirroja maravilla samaria 🙂

  • Reply Snow white 17 diciembre, 2013 at 12:29 pm

    ame este <3

  • Reply melissagodoyv 17 diciembre, 2013 at 11:17 pm

    Todos entienden que nadie quiere trabajar, excepto mi jefa

  • Reply alvaro enrique opino martinez 25 diciembre, 2013 at 3:59 pm

    PRICE, PROSPERIDADES Date: Mon, 16 Dec 2013 22:32:00 +0000 To: alvarin7215@hotmail.com

  • Reply maria camila rodas 31 diciembre, 2013 at 12:10 pm

    Me fasinooo estubo super chevere, buen trabajo y te feliciti por escribir tan bonito

  • Reply Jerry Holden 9 enero, 2014 at 5:16 pm

    Tienes todo el derecho de ser feliz, de encontrar el amor o volver a reconquistarlo si está dormido, pues el amor también se adormece de tantos malos tratos y peleas sin sentido. No tienes porqué estar así, hay que ser felices, hay que tratar de poner muros para que nuestra felicidad no se vea interrumpida, NO TE MERECES LA INFELICIDAD.

  • Leave a Reply