Amor Hombres

Se casa

8 octubre, 2014

De hoy en un mes se casa mi hermano. La cosa más pechocha de mi vida. Mi persona favorita en el mundo. Mis respuestas cuando me agobio y no sé qué camino coger. Mi referente. Mi orgullo. El que para mí siempre, absolutamente siempre, tiene la razón. Quién más me exige y quien más me quiere. El incondicional. Por el que mi corazón alcanza los sentimientos más grandes e insospechados de amor. De hoy en un mes se casa el gran amor de mi vida.

Mi hermano me lleva dos años y medio. O sea, absolutamente nada. Así que la vida nos exigió ser amigos. Y nosotros sucumbimos a sus requerimientos. Amigos – hermanos. Nos volvimos cómplices y aliados. Compinches, camaradas, alcahuetas.

Con una mirada ya sabemos el chiste que le queremos hacer a nuestros papás y estamos sincronizados cuando los tenemos que regañar. Nos consultamos las grandes decisiones y nos arrastramos mutuamente a tomar riesgos, ser libres y vivir, vivir sin miedos.

Mi hermano se casa y todo el proceso lo he vivido plenamente. Desde cuando era un niño y empezaba a salir y llegaba con sus amigos a seguirla en la casa y a contar las historias de la noche. Luego, aquella etapa de perro sucio encantador que algunas varias se peleaban. O cuando llegó el momento de sus insaciables fiestas con aventuritas por aquí y por allá, hasta llegar a verlo, mirar a mi cuñada, con esos ojos de amor con los que yo quiero que mi amor, me mire.

Y ahora que se acerca la fecha tengo mil sensaciones. Se me arruga el corazón al saber que ya no soy la única y exclusiva niña de sus ojos y corazón. Que llegaré a casa y no lo abrazaré fastidiosa e infinitamente antes de dormir y no me despertará en las mañanas a decirme que me aliste para que lo acompañe a cualquier parte. Sí, ya me hacen falta esos momentos de él y míos.

Pero por otro lado y de hecho, -el lado que tiene más fuerza y peso- me siento plena, satisfecha, orgullosa y feliz. Nadie, mucho menos yo, hubiera creído que la cosa más pechocha de mi vida fuera a tomar la decisión de compartir su vida con alguien siendo tan joven, tan libre y demente, tan bandido y fiestero, tan ganas de vida y ambicioso, tan él. Y la fuera a tomar tan decidido, tan convencido, tan enamorado, tan acertado, tan bien.

Mi hermano se ha robado el corazón de cualquier persona que alguna vez lo haya conocido. Hombres y mujeres. Niños y viejos. Ricos o no tanto. En las montañas o en el mar. Y a todos, solo con su presencia, ha alegrado, sacado carcajadas y hecho feliz. Por eso, nadie hubiera pensado que se casaría tan pronto, porque él es vida dentro de la vida. Demente y libre. Loco, él.

Mi cuñada y yo no som0s las únicas que hemos suspirado profunda y verdaderamente por él aunque sí hemos sido las que más. Tampoco las únicas a las que nos hizo perder la cabeza y convercernos, desmotrarnos y asegurarnos, que es el más de todos, toditos todos. El perfecto. El príncipe.

Y puede que no lo haya sido alguna vez. Y estoy segura que rompió corazones e hizo daños como cualquiera. Pero hoy es otra historia. Así que verlo convertido en príncipe azul me sorprende gratamente. Veo que se le iluminan los ojitos cuando está con su ella. Veo aterrada que no le importa manifestarle su amor con besos y abrazos en público -cuando no se deja ni siquiera dar abracitos mios-. Me sorprende que se esfuerce constantemente por contemplarla y le tenga regalitos y detalles muy tiernos. Sonrío porque es evidente cómo evolucionó y superó con valentía las trabas de dejarse llevar por el corazón y darle prioridad al amor.

Así que el giro que ha dado su vida al saber escoger a su compañera de vida es otra reivindicación del amor y el romanticismo conmigo. Otra razón para saber esperar. Una certeza de que el amor sí existe. Una ilusión y esperanza en lo bonito y lo rosa. En casarse bien, casarse bonito.

En un mes se casa mi hermano y yo vuelvo a mis inicios: a él. Él, como lugar, ese que cuando era una niña me hizo sentir el amor verdadero y que ahora que soy una mujer hecha y derecha, me confirma que sí existe.

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Diana Zahela 8 octubre, 2014 at 6:00 pm

    Hola Princesa Samaria,
    Te leo y me parece increible el contenido de tu post hoy. Mi hermano, mi pequeño mosquetero, por el que yo, su hermana mayor, doy la vida, también se casa. Nada mas durante el fin de semana, lo acompañé a averiguar apartamentos… cada que llegamos a uno se me hacía un vacío hasta doloroso en el estómago…. Comprendo transparentemente lo que dices, entiendo la vaina tan tesa que andas pasando. Y la situación tan huerfana en que queda uno. Las preguntas diarias: “con quién salgo o a quién molesto o a quién abrazo o con quién veo televisión o con quién juego…” y comprendo también la decisión que tomaste en marzo, a cerca de casarte. Rio y me sorprendo mucho, por que estamos teniendo un ritmo muy similar. Así que Princesa, mas allá de tomar un plan B, es coger el plan A original, borrarle ajustes y seguir. Algo en mi indica que la vida me anda pidiendo una activación que yo pensaba haberla tenido, pero resulta que no, que me falta… te reto Princesa, si ya tenemos claridades, cómo es la vaina???

  • Reply Nana Vergara Matute 8 octubre, 2014 at 6:02 pm

    El gran Sergiño se nos casa, q alegría! Tienes razón, un gran hombre, una gran persona. Me alegra saber q encontró al amor de su vida. Escuchar esas historias lo hacen a uno volver a creer y tener fe en q el amor verdadero si existe. Felicidades a los novios y besos para ti mi Mema.

  • Reply La mama 8 octubre, 2014 at 9:41 pm

    La mas dulce, la más tierna… Me derrite tu facilidad de expresar todo lo que sientes!!! 😘😘❤️❤️

  • Reply Tatuajes 8 octubre, 2014 at 10:23 pm

    Mema, la descripción de SERGIÑO no puede ser sino esa, del hermano, amigo, compinche, camarada, etc que es, a hecho todo lo que ha querido hacer, como dice el Pibe” todo bien , todo bien”, el Negro es un bacán, ahora entra junto a Laura al club de los casados . Éxitos en su nueva etapa, que sean felices y coman perdicea. Un gran abrazo para ti.

  • Reply SASHA 10 octubre, 2014 at 4:18 am

    GRACIAS X ENTENDERME , TU QUERIDO HERMANO PERDIO SU PIORIDAD MAS GRANDE OTRA VEZ.

  • Leave a Reply