Series

Sense8

10 julio, 2017

Probablemente una de mis súper recontra favoritas. La amé con furia y todavía estoy en duelo porque si bien van a dar un capitulo final, siento que me dejaron a medias. A esta serie llegué después de pedir en Twitter que me recomendaran cosas para ver y llegaron olas de mensajes con ella. Y bueno, el que oye consejo llega a viejo y fue así fue como el drama escrito y producido por las hermanas Wachowski (realizadoras de Matrix que antes de ser hermanas fueron hermanos) fue llegó a mi vida.

Y si bien estaba escéptica pues me gusta más lo real y había oído que Sense 8 tenía cosas como surreales y de poderes y tele transportaciones y mucho contenido de ficción y debo confesar que mi resistencia a contenidos de este tipo es más grande que yo, decidí darle un chance.

Y bueno, menos mal se lo di. LA AMO. Me parece que es apasionante, fuerte, dura, bonita y al mismo tiempo trascendental. Tiene personajes locos, cuerdos, divertidos, excéntricos, tiernos, frios, sensuales y corrientes. En cuanto a las locaciones las hay de todo, inspiradoras, coloridas, sublimes, diferentes y reales.

La verdad es que me enganchó porque si bien tiene mucho de ficción, el trasfondo que toca y que más que real es humano, muy humano, me conmovió. Me deleitó la humanización que se le da a temas como la diversidad de género, de raza y de identidad. Como se aborda el lado emocional de la homosexualidad, el poder y los miedos. Las maneras que tiene para hacernos que ver que cada quien está luchando su guerra y que para nuestro drama siempre hay alguien con problemas mayores y más reales.

Me parece un bonito mecanismo para despertar tolerancia y respeto en la sociedad. Porque en medio de su historia loca en la que los protagonistas en diferentes partes del mundo se conectan los unos con los otros mental, emocional y hasta sexualmente, las historias uno a uno son muy reales.

Y hay de todo. Poder, amor real, bala y puño a la lata, sensualidad y erotismo, risas y una bonita muestra de los diferentes continentes. Los personajes son muy marcados y se dejan querer. Amar, en realidad. A mi se me alegraba la vida cada vez que salía Lito (Miguel Angel Silvestre, cosa divina) o se me arrugaba el alma con Will. Me enternecía con Kala y me emocionaba con Wolf. Y la historia de Nomi y su relación amorosa como para robársela. Admiraba a Sun y a Capeheus siempre le robaba lecciones de vida.

Me encantó de verdad. Ver los diferentes continentes e historias tan abismales y reales en una serie, en medio de tanta ficción me devolvió al mundo real.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply