Amor

La vida es bacana

3 abril, 2018

El mundo es magia y a veces se nos olvida. El universo es bonito con nosotras y muchas veces lo dejamos de ver. Los días tienen más cosas bacanas que no cheverés y sucede que nos enfocamos mal, en las que no son, en las no cool. La mayoría de veces, tenemos más, o sea mucho más de lo que necesitamos y nos damos látigo por lo que no hay o hay poco. Hay a nuestro alrededor verde, azules y colores y nos abrazamos al punto gris. Hay buenos tiempos que hacemos que dejen de ser felices por enfocarnos en la carencia más que en lo abundante que somos.

Tenemos un novio maravilloso y nos concentramos en su defecto, tenemos un cuerpo bacano pero sufrimos por el conejo que nadie ve, tenemos el trabajo que nos hace feliz pero queremos ganar más, tenemos el closet lleno pero no tenemos nada que ponernos, la gente nos ama pero le damos atención a esa que no, el día está lleno de noticias cheverés pero nos amargamos porque el carro de adelante se cruzó mal…. y así… así y así…

Pero quiero aclarar una vaina importante: la vida es bacana, sí lo es, mira a tu alrededor y date cuenta. Ya sé que pasa que cuando va bien queremos más, que cuando parece perfecto estamos esperando que se dañe, que nos da miedo lo bonito, que otras veces sentimos que no la merecemos o sencillamente, nunca nada nos es suficiente. Pero sí lo es. Y sí lo debería ser.

Yo siempre digo que la vida, la nuestra, es todo lo que nosotros queremos que sea. Son los días que creamos, las decisiones que tomamos, los aprendizajes que sacamos, las discursos negativos que decidimos dejar pasar, las interpretaciones que damos, la energía que nos abrimos a recibir o esa onda que preferimos que no nos afecte.

Somos las palabras amorosas que nos creemos y los mensajes negativos a los que no les paramos bolas. Nuestra vida se trata de las veces que entendemos cuáles son las batallas que no debemos dar y cuáles, definitivamente, sí. Los lugares que nos hacen bien y los que debemos no volver a pisar. La gente que debemos dejar ir y a la que nos debemos abrazar. Todo aquello que permitimos que nos afecte, los dolores que prolongamos, los aprendizajes que no queremos aprender, lo que queremos ver, lo que elegimos amar, lo que soñamos hacer realidad y obvio, a los que nos hacen bien o nos hacen mal.

La vida que llevamos puede ser el mismísimo infierno en llamas o una bonita caminata en nubes rosas. Según nos entendamos, según nos interpretemos, según nos amemos y según lo escojamos.

Tu vida es tuya, anímate a vivirla, atrévete a hacerla tuya, no dudes en hacerla bacana, permítete enfocarte en lo positivo, date permiso de ver, hacer y crear la magia. Elige mejor, vete de los lugares que no te hacen bien, aléjate de las personas que no te permiten fluir y todos los días, cada segundo, y dentro de cada detalle busca lo que eres; algo bonito.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply